Tipos de Queso

La cantidad de tipos de queso que se pueden encontrar a la venta es innumerable y viene dada sobre todo por su procedencia, tipo de leche empleada y forma de elaboración. La leche es la base fundamental para la elaboración del queso y dependiendo de su origen y su procesado, el queso resultante variará en sabor y características. Básicamente se emplea para la elaboración de quesos artesanos en España leche de vaca, oveja y cabra. También hay tipos de queso que se elaboran con mezclas de dos o tres tipos de leche en diferentes proporciones.

Otra característica para clasificar los quesos es su nivel de maduración, que va desde los quesos de cremosos de untar, los frescos y tiernos hasta los curados por largos periodos de tiempo, que dan lugar a quesos de sabor más fuerte, consistente y en algunos casos algo picante.

Tipos de Queso

Más a cerca de los quesos artesanales

En la elaboración de quesos puede usarse leche cruda (tal cual se obtiene del animal) o leche pasteurizada. Los tipos de queso procedentes de leches crudas conservan más características de la leche al conservar toda la grasa. Cuando la leche se pasteuriza, mucha parte de la grasa se pierde, así como se eliminan todos los patógenos. El resultado son quesos más suaves. Pero si el pasteurizado no se realiza correctamente, también podemos observar un pérdida importante de sabor.

El tiempo de envejecimiento o maduración de un queso se llama curado y también influye mucho en el sabor y la textura final del queso. Los tipos de queso sin curado o frescos son suaves y blandos mientras que los curados o viejos son de un sabor más fuerte y persistente y una textura más consistente. Entre los quesos frescos y los curados tenemos los clasificados como tiernos y los semicurados. Normalmente el tiempo de maduración va parejo a la textura del queso. El queso puede ser de blando a duro, pasando por un queso medio, o cremoso, que sirven para untar. También influye en la maduración y la textura de un queso que este tenga o no tenga corteza. Los tipos de queso de corteza blanda son suaves mientras que los que no tienen corteza suelen ser los untosos. Los quesos con corteza dura y semidura son los que admiten maduraciones más largas.

Finalmente, los quesos artesanos pueden clasificarse por regiones elaboradoras. Dentro del tipo de quesos artesanal, se encuentran los quesos ecológicos, también llamado queso bío, cuya particularidad reside en que todos los procesos desde la cría del ganado hasta los procesos de elaboración han cumplido una serie de normas reguladoras que lo certifican como ecológico. La venta de queso ecológico está teniendo cada día mayor demanda debido a la creciente preocupación por la salud y el medio ambiente.

En cuanto al consumo de queso, unos se prestan más como ingredientes de recetas de cocina o platos preparados como el queso costeño en la preparación de buñuelos colombianos o el queso mozzarella en la preparación de pizzas. Para acompañar comidas o como complementos de otras como el queso raclette y la fondieu o en ensaladas, con queso de Burgos. Y otros en tapas y entremeses como el queso manchego.

La clasificación de los quesos puede hacerse por países, por regiones de un país o incluso por variedades y tipos de queso dentro de una misma región. Así, podemos distinguir claramente los quesos italianos de los franceses o los quesos manchegos de los cántabros.

Entre los muchos tipos de queso, podemos encontrar: queso azul, brie, camembert, cottage, queso de cabra, parmesano, ricotta, queso feta, gruyere, quesillo, mascarpone, queso de cabrales, emmental, queso manchego, gouda, mozzarella, queso roquefort, mahon, queso de tetilla, costeño, provolone, queso de Burgos...

Quesos Artesanales - Copyright © 2008 - 2015 - Aviso legal - Contacto
Usamos cookies propias y de terceros, si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información